Category Archives: Relatos cortos

Si es por tu seguridad…

Acepta las cámaras por toda tu ciudad, en tu barrio, en la puerta de tu casa, en el cole de tus hijos, en el trabajo, en el metro y por cualquier lugar que frecuentes habitualmente. Grabaremos tu vida, entera, pero es solo por tu seguridad.

Libertad

-Necesito que me suba el salario jefe, con tan poco dinero no puedo ni comer… estoy desesperado y no sé a quién acudir, le debo dinero a todo el mundo. -Oh, mon ami, estás muy confundido. En este mundo hay mucha libertad, pero solo si

Caminar bajo el sol

Te has dejado atrás de nuevo, asustado o embravecido, quién sabe, sin echar un mísero vistazo para ver quién había en realidad dentro de ese tipo al que ya no reconoces, ni quieres conocer. -Ya no me sirves de nada -te dices- prefiero abandonarte sin

El negro y la vieja facha

Paso la salida del metro de Aluche, en Madrid, y voy unos 5 pasos por detrás de una anciana con un abrigo de visón, pendientes de perlas y un peinado recién salido de la peluquería; luciendo estereotipo pepero a rabiar. Pasamos ambos indiferentes al lado

Truenos en la UIP

El trueno que conforman las consignas de miles de manifestantes en la plaza resulta ensordecedor. Los 50 agentes de la unidad de la UIP que permanecen impasibles en el cordón policial sienten su eco en las botas, hasta llegar a escuchar como timbra la equipación

Zoe y sus sindipentes

Se acerca navidad y la Gran Vía de Madrid es un hervidero de gente sonriente que carga bolsas hasta arriba de compras. Las luces bañan la avenida, otorgándole un característico ambiente festivo de derroche navideño, y los villancicos americanos suenan en cada tienda. Una madre

Amanecer Dorado

Un hombre encapuchado con una sudadera de deporte gris corre a toda velocidad por un callejón del centro de Madrid, mientras el sol comienza a iluminar el horizonte con multitud de tonos anaranjados. Su respiración es pesada, pero aguanta el ritmo. Le siguen de cerca

Diálogo armado sin futuro

Una noche sin importancia en la oscura época del fin del mundo. Un joven miembro de un peligroso y sanguinario grupo terrorista acaba de ser condenado a “cadena perpetua revisable” y es interrogado por un subinspector de la Policía de España S.A. antes de ser

Laksha, la revuelta infantil.

Un día cualquiera en una fábrica del distrito de Tamil-Nadu, al sur de India, la región del país capitalista con mayor concentración de mano de obra infantil del planeta. En la línea de montaje trabaja Laksha, un niño de 11 años que cumple hoy su

Mamá tolotov

Las ocho de la tarde de un jueves apagado, triste y sombrio, como lo es todo desde hace demasiado tiempo. -¡Hijo, a donde vas! -A cambiar el mundo mamá, ya sabes que es necesario. -Espera, ven aquí, déjame que te vea. -No te preocupes, estaré

España hecha Libia

Cuando me pongo en el lugar de un Libio me brota una rabia interior inexplicable y que siento muy cínica porque jamás he vivido una guerra. Sé que es todo falso, pero me crece por momentos la furia, la impotencia, la rabia y las ganas

Todo irá bien

Todo va bien, la vida me sonreirá de aqui en adelante, superaré todos los baches que me pongan por delante porque soy un ganador nato. Mi padre me dijo que este mundo está hecho para los ganadores, eso lo sé seguro, por lo que todo

Hel vuey cazhtrado y la kavra de 3 jländulaz mamàriaz

Últimamente estoy revisando muchos escritos viejos y cuadernos abandonados que tengo por los cajones. Esto en concreto lo escribí borracho hace la tira de años, esperando el autobús nocturno tras una noche que recuerdo especialmente. Además nada más llegar a casa lo publiqué en un foro

ZZZ (Zombies Zedientos de Zangre) I

Voy a colgar por partes una novela muy freak que escribí hace un par de años. Está basada en sueños enfermizos que tuve, como si de una peli de zombies tipo serie B se tratase, y que tuvieron una duración completa de una semana. Cada

La auténtica creación

Este “relato corto” es un cuento que escribí para determinado niño hace bastantes años. Siempre lo he recordado con especial cariño por ser de lo primero que escribí, así que lo comparto con todos vosotros y de paso lo archivo para la posteridad. ****************************************************************************************************************  Érase

Microdiálogos I

Dos amigos hablando, sentados en un sofá roñoso en mitad de un descampado. ****************************************************************************************************** -Oye, ¿y si estreno una nueva cabeza? -Harías bien, la anterior se te desgastó hace mucho. -Estoy de acuerdo, hay que refrescar ideas de vez en cuando, porque sino te adaptas,