No es perfecto pero se trata del mejor de los sistemas posibles

mejor sistema posible

En 1788 así eran los barcos de esclavos británicos regulados por el Estado.

Hace solo 226 años esto era legal y la mayoría de la población lo veía completamente normal. Un esclavo era una cosa y ya está. No era una persona, se le veía como un objeto y eso era lo que dictaba la ley. Después la difusión natural de la hegemonía se encargaba de lo demás, de afianzarlo y convertirlo en “sentido común“; en algo legítimo aunque hoy día a todos nos parezca algo tan descabellado siquiera de imaginar.

Desde Aristóteles, pasando por John Locke hasta los líderes del Partido Negrero español; todos defendieron a lo largo de los siglos el esclavismo como algo intrínseco a la humanidad hasta hace bien poco, afirmando que «es lo que hay, no es perfecto pero se trata del mejor de los sistemas posibles». Todos se atrevieron por su contexto histórico a justificar filosóficamente que un ser humano podía ser propiedad privada de otro. Ninguno de ellos era precisamente imbécil, solo eran reacción frente a los que se atrevieron a cuestionar lo establecido luchando por ese mundo más allá, donde lo que hay se vuelve pasado y el futuro se construía entre todos. Tipos como Espartaco, Robespierre, Rousseau, Karl Marx, Bakunin, Lenin y muchos otros; que eran y serán siempre adalides del progreso para sus respectivas épocas y sistemas.

El motor de la historia nadie puede negar ya que es la lucha de clases, pero este desarrollo dialéctico nunca sigue una línea recta sin idas y venidas, sin dar marcha atrás en cuanto la reacción consigue vencer la imparable fuerza del progreso. Se puede incluso desdoblar, crear multitud de incoherencias históricas que achacan a la normalidad algo harto desfasado, como que hoy día el mundo tiene más millones de esclavos que nunca, sigan existiendo reyes totalitarios con pleno poder de Estado o que la mayoría del planeta vive en un atrasado capitalismo monopolista que muchos pretenden que asimilemos como »es lo que hay, no es perfecto pero se trata del mejor de los sistemas posibles».

Los mismos que defendían la esclavitud en el pasado defienden hoy día el capitalismo. Son sus herederos, son la reacción, y los legales barcos de esclavos del presente son pateras desreguladas y cargueros llenos de coltán, diamantes, cobre o barriles repletos de petróleo mezclado con sangre. Son las mismas fuerzas pero con viejas ideas disfrazadas de presente; mientras que unos pocos cabezones, como los abolicionistas del esclavismo en 1788, ven más allá y tienen ya puestos sus corazones en un mundo futuro que por necesario volverá ante tanta barbarie.

Un mundo donde no vuelva a ser posible que nadie esclavice legalmente a otro ser humano, oteando ese futuro de justicia por el que millones han muerto más de una vez tomando el dichoso relevo y por el que tendrán que seguir muriendo con cada paso que den hacia él.

Salud y libertad, maldita y ansiada libertad.

4 thoughts on “No es perfecto pero se trata del mejor de los sistemas posibles”

  1. Omar Eslava López says:

    La esclavitud no ha sido abolida; ha sido refinada.

    Ahora los esclavos se pagan y proveen ellos mismos la vivienda y la comida; ya los amos ni se preocupan de “esas minucias”. Siguen teniendo esclavos gracias a su verbo encendido, que les dice lo que los esclavos quieren oír, casi siempre les hablan en contra del sistema, les hacen creer que están siendo oprimidos por los gobernantes actuales y que la única solución está en ponerlos a ellos en el gobierno…

    Pregunto:

    ¿Es eso lo que deseamos para España?

    ¿Lo vamos a permitir?

    Sí podemos evitarlo, frenemos a tiempo esa tendencia: ya empezaron a quitarse de encima a los que les estorban o evidenciaban (caso Sr. Monedero)

  2. Lara says:

    No se abolió la esclavitud por compasión, empatía o mala conciencia. Se abolió porque hallaron un sistema más rentable y con mejor imagen. Dejar a africanos, sudamericanos y demás sacados a la fuerza de sus hogares en un país donde nada tenían ni nada podían aspirar a tener. Donde su única opción fuese seguir ejerciendo de esclavos pero ahora con otro nombre y encima dando las gracias por tener un trabajo con el que morirse de hambre. Pero oye, seguía siendo mejor que ser una propiedad.
    Pasa lo mismo con todo, como con las ONGs, la mayoría de las cuales no tienen más fin que el de hacer una buena campaña y un lavado de imagen. Pero oye, sigue siendo mejor que no dar nada.
    Y pasará lo mismo con el capitalismo, llegará un momento donde ya no se podrá sujetar desde ningún lado y los de arriba, le darán la vuelta a la tortilla y todos tan engañados, ignorantes y felices.

  3. Hector J. Abarca says:

    la esclavitud no ha sido abolida……solo ha cambiado la forma exterior…..las apariencias…mira lo q pasa en Chile…..

  4. Miguel G. Macho says:

    Me autocito, porque no entiendo los tres comentarios superiores xd.

    «El motor de la historia nadie puede negar ya que es la lucha de clases, pero este desarrollo dialéctico nunca sigue una línea recta sin idas y venidas, sin dar marcha atrás en cuanto la reacción consigue vencer la imparable fuerza del progreso. Se puede incluso desdoblar, crear multitud de incoherencias históricas que achacan a la normalidad algo harto desfasado, como que hoy día el mundo tiene más millones de esclavos que nunca, sigan existiendo reyes totalitarios con pleno poder de Estado o que la mayoría del planeta vive en un atrasado capitalismo monopolista que muchos pretenden que asimilemos como »es lo que hay, no es perfecto pero se trata del mejor de los sistemas posibles».»

Deja un comentario