No estás solo

Pases por lo que pases, estés como estés, sufras lo que sufras, es importantísimo que sepas que no estás sola.

En serio, no lo estás, no es una frase vacía dicha con desdén. No estás sola. Busca apoyo y ayuda, donde sea, colectiviza tus problemas y no temas mostrarlos. Siempre hay salida, empatizarán contigo hasta en esta mierda de mundo y sobre todo en este maldito sistema socioeconómico, te lo digo de corazón.

Nuestros enemigos comunes de la burguesía intentan con el poder que les concede su dinero hacernos egoístas, individualistas, ególatras, obsesivos del éxito personal, competitivos a muerte, grabándonos desde la infancia que todo fallo en nuestra vida es responsabilidad nuestra, que si no tienes dinero eres un fracasado o una fracasada, que sin tetas o una polla inmensa no eres nadie y en definitiva todos esos componentes de la psicología de masas tan atroz en la posmodernidad, pero lo bueno es que te puedo asegurar que todo es falso. Nos enloquecen adrede y por algo, para quitarse las culpas sin saberlo siquiera. Lo único que depende de ti es tu voluntad, tu arrojo y no entregarte a la desidia y el autoabandono, porque muchos no caemos ni caeremos en su trampa y te aseguro que somos millones los que te ayudaríamos sin pedir otra cosa a cambio que reciprocidad, pasemos por lo que estemos pasando.

Se llama solidaridad y no está de moda pero está por todas partes, porque hay muchos como tú y tu soledad no es otra cosa que ficción. Háblalo, busca colectivos o quién pueda ayudarte, lucha y pelea con todas tus fuerzas para salir de agujero, las veces que hagan falta.

Fuimos, somos y seremos, así que mucho ánimo y dame la mano, que el primer empujón te lo daré yo.

Salud y fuerza.

no estas solo

One thought on “No estás solo”

  1. Gisela says:

    Una red de buena gente es algo que no tiene precio en este mundo mercantilista, y es algo que el dinero no puede comprar. Todavía queda gente de calidad entre la jungla de gente de la otra y las distracciones con las que nos prometen constantemente la felicidad a través del consumismo. Comparto.

Deja un comentario