EEUU vs Corea del Norte, pepinos nucleares para todos

Por lo visto vuelvo de unos días aislado y nos preparamos para la tercera guerra mundial. Una bonita guerra de exterminio con sus lustrosos pepinos nucleares y el correspondiente reparto de genocidios diversos, todo tras pulsar alegremente y canturreando dulces canciones infantiles los famosos botoncitos rojos.

Siempre me ha parecido que defender lo “fácil” era de cobardicas, de cagaos que solo querían caer bien al resto haciéndose los moralistas aparentando la posesión de una actitud pura purísima y muy recta metida por su recto, pero que realmente ocultaban una profunda carencia de contundencia para defender sus ideas y me demostraban que jamás se mojarían por nada ni nadie. Creo que por eso me gusta tocar los cojones y caer mal cuanto a más gente mejor. Creo.

Bueno, pues en este caso voy a romper un par de lanzas en la cabeza de ambos “bandos”, para caer mal a todo el mundo y todo porque estoy contentísimo.

Por un bando tenemos, como siempre, a Estados Unidos y nuestra dominante internacional capitalista, que por lo visto nos toca defender sea como sea aunque queramos tumbarla con “alguna alternativa que ya se nos ocurrirá”. Hay que apoyarla porque se trata por el momento del “mejor de los sistemas posibles”, tiene obvio derecho a poseer pepinos nucleares aunque haya sido la única nación en utilizarlos contra seres humanos y porque obviamente sus enemigos son mucho peores que ellos, como nos recuerdan a diario por tele, prensa e internet. En el otro rincón del ring tenemos a los fanáticos persas de Irán con su sádico, abstemio y autodestructivo Alah, que anda de alianzas y yéndose de putas con las sobras de la guerra fría, esos rojos de toda la vida que debido a su régimen enloquecido de idolatría al gran líder quieren matarnos a todos porque sí. A la fiesta nuclear también se quieren sumar esos indígenas sudaméricanos que aún no han querido meterse en su aporreada mollera que el colonialismo de occidente es progreso para los colonizados y que el petróleo que pisan no es suyo por alguna lógica macabra de eso que llamamos libre mercado.

En una guerra, igual que en todo concepto estratégico, no hay neutralidad o alternativa, por lo que vences o simplemente eres vencido. Por eso es una guerra supongo, porque la neutralidad de posiciones queda anulada y no tiene cabida alguna en un enfrentamiento. Como no se puede ser neutral porque quedarse en medio es apoyar por omisión al más fuerte que generalmente es el agresor, si uno es antiimperialista sabe perfectamente a quién debe apoyar en este conflicto que es al agredido. De eso trata ser antiimperialista y no simplemente pregonarlo para convertirse en un panfleto andante de lemas que no cumplimos. Quedarse en medio es muy cómodo, no mojándose alegando que el “enemigo de mi enemigo no es mi amigo” mientras tu enemigo arrasa un pueblo entero bajo tu hipócrita complacencia moralista. Es la de aquel que para mantener las botas impolutas jamás hace o apoya nada en la vida, que desprecia toda alternativa materializada de la utopia por sus lógicos fallos y prefiere quedarse simplemente en la utopía. En este tema mi apoyo es para Corea del Norte, Irán y sudamérica, tajante y sin fisuras, aunque como vaís a ver tenga mis claras críticas a la agredida nación norcoreana fuera del concepto de la guerra en donde soy intransigente.

La polémica está clara con el país más hermético del mundo y es del que voy a hablar: Corea del norte. Se trata de una puta monarquía no hereditaria socialista jucheísta con una pizca de influencia marxista-leninista y fuertemente marcada por la cultura tradicional coreana (respiramos), que lleva en guerra con Estados Unidos desde los años 50. No porque noquisieran firmar la paz los norcoreanos, que lo han intentado decenas de veces, sino porque a los yankis no les ha salido de los cojones hacerlo ya que consideran el mundo su rancho tejano.

La guerra de Corea fue la guerra más destructiva conocida por el hombre ya que, sin exagerar en absoluto, no quedo ni un adoquín de la más pútrida calle de Pyongyang sin descuartizar o una pizca de asfalto sin bombardear. Se lanzaron varios cientos de bombas por metro cuadrado y no quedo una maldita casa o fábrica en pie al finalizar la guerra. Joder, si hasta murieron todos los animales del país, no quedó un solo conejo o unas míseras briznas de arroz para hacerse un caldo. Bueno, pues aún así los dichosos koreanos ganaron a EEUU con el apoyo militar soviético y reconstruyeron el país a una velocidad de vértigo, siendo digna de elogios por parte de todo el bloque socialista y haciendo especial hincapié a los emitidos por el idolatrado “Ché” Guevara.

Hoy, por lo visto, son ellos los agresores cuando tienen a la flota estadounidense del pacífico haciendo maniobras en sus aguas, colando Obamita los drones en su espacio aéreo y colocando varias decenas de miles de soldaditos junto al más avanzado material bélico en su vecina del sur. Sin olvidar embargos con el que evitar su acceso a divisas para importaciones, condenas de la “comunidad internacional” y mil mierdas más que les encanta recordar a los adoradores de la ONU. Por lo que se ve, un castellano como yo, debe estar preocupadísimo por unos asiáticos al otro lado del mundo que quieren destruirme solo porque viven en un régimen rojo de semiesclavitud kafkiana que me odia. Esclavos que no pueden hacerse chabolas como en Thailandia para vivir porque su malvado gobierno colorado las pone a su disposición gratuitamente, porque tienen un servicio sanitario gratuito que no hay ni en Japón, porque saben todos leer teniendo acceso gratuito a educación superior y no como en la cercana y poderosa India. Esos chinos raros comunistas me odian porque su tiránico gobierno rojo no liberalizó la economía al estilo chino para transformar al partido comunista en el partido capitalista, porque el producto interior bruto del país es total y exageradamente socializado para evitar todo tipo de carencias y desigualdades. En general me quieren matar porque no puede tener una minoría miles de millones de dólares mientras la mayoría vive con un dólar al día y bueno, ya resumiendo un poco, porque esos lunáticos se han atrevido a no ser capitalistas. Ah, y tampoco pueden ver porno, tomar drogas (no saben ni lo que es la marihuana aunque sea legal alli) ni hacer nudismo; y esto me parece lo más criticable de todo porque es lo mejor del capitalismo. Joder, tetas y drogas, claro que sí, emblema de nuestro mundo civilizado de librepensadores.

¿En Corea del norte hay gulags? Claro que si, además tienen que ser cabrones que flotas, con esa mala hostia asiática que nos sorprende desde el eurocentrismo. Lugares donde reeducan a la gente “díscola”, ladrones de lo que es de todos, violadores, disidentes capitalistas, agentes surcoreanos y también se tiene a gente un par de añitos haciendo carreteras o picando piedra para beneficio de todos en vez de rascarse la barriga. En el mundo capitalista tenemos cárceles de aislamiento, regímenes FIES para presos comunistas y también coartamos la libertad de expresión a tipos como Pablo Hasél o los Chikos del Maiz. No se les reeduca dándoles una segunda oportunidad, pero simplemente se les castiga y secuestra.

¿Viven sus habitantes ignorando lo que hay fuera de Corea del norte? Por supuesto, igual que pasa por aquí en donde nuestro vecino del segundo no tiene ni idea de porqué odia a Irán pero lo hace profundamente, solo que allí tienen a todo el capital internacional en su contra y el bombardeo informativo sería tan brutal, que optan sus tres partidos comunistas por actuar de “vanguardia” creando “conciencia colectiva” y anulando así el necesario (por pura dialéctica) juicio crítico contra el sistema socialista.

¿Se utiliza a la población como mano de obra para el interés de Corea del Norte? Pues claro, no hay duda de que allí no se explota la fuerza de trabajo para beneficio de una minoría, sino para el interés nacional, como demuestra la comparativa con otras monarquías capitalistas. Ejemplos como Qatar o Thailandia, donde la población no millonaria sueña con unas condiciones de vida como las norcoreanas y el sistema jerárquico es comparable pero radicalmente diferente en sus beneficiarios (y recursos naturales de donde generar valor añadido).

¿Tienen misiles nucleares los norcoreanos que podrían emplear contra su vecina del sur, Japón o mismamente EEUU? Pues claro que si, no lo ocultan y se sienten orgullosos de tener semejante arma de disuasión. De hecho tras la caída del muro hubieran caído de no ser por ellas, como demuestra la historia reciente. Si quieres que no te invadan, lo mínimo es tener misiles nucleares, que te da autonomía política y soberanía por triste que parezca. De eso saben bien los cubanos que, siendo muy zorros ellos, se quedaron alguno tras la retirada de Jruchov xd.

¿Viven en libertad los norcoreanos? Desde mi eurocentrismo diría que no, claramente, aunque definir libertad con exactitud me costaría como mínimo un infarto cerebral. Lo que si puedo decir sin duda es que si que son más libres que los chinos, hindúes, españoles, thailandeses o indonesios si pudiésemos medir su “libertabilidad” en base a tener cubiertas las necesidades humanas elementales. Países capitalistas limítrofes a los que nadie quiere destruir, pero que viven en sagrado capitalismo que es de lo que trata el asunto. La libertad individual es difícil y absurda cuando tienes a todo el planeta en contra de tu pueblo acosándote día si y día también.

¿Me parece una basura la idolatría al líder? Pues claro que si, como ateo desprecio a dioses y semidioses monárquicos, pero no cometo el error de pensar que no tiene nada que ver su cultura asiatica (solo hay que ver la misma idolatría en Japón al jefe o en China al partido capitalista) y que la humanidad no es en un 90% completamente gilipollas, diciéndolo sin tapujos. Las ideologías necesitan dioses para prosperar entre las masas, para perdurar en una guerra por la supervivencia de la raza humana tan cruenta como la que vivimos. Necesitan líderes que conduzcan la voluntad colectiva de cambio para dar ese paso del capitalismo al socialismo y muchos nos negamos a aceptarlo, creyendo que en democracia capitalista con el dios dínero del éxito individual puede surgir algo que no sea la idiotización masiva hacia el consumismo y el onanismo mental. Jamás aceptaría que me obligaran a adorar a un tipo como si fuese un semidios pero si a seguir voluntariamente su ejemplo si este lo merece, algo que nos cuesta a mucho comunista de entender pero que los anarquistas comprenden perfectamente. Más soldados y menos generales, diría, pero no llega a resumir lo que quiero decir.

En resumen, que todo mi apoyo al pueblo de Corea del Norte frente a la agresión imperialista que lleva medio siglo sufriendo sin atacar ni desear atacar a nadie, aún con mis diferencias hacia su Estado que poco o nada tienen que ver con el tema a tratar.

2 thoughts on “EEUU vs Corea del Norte, pepinos nucleares para todos”

  1. vicentsalvadorgimenez says:

    Sinceramente el comunismo y el capitalismo son lo mismo solamente que uno se sabe todo y el otro intentan venderte un progreso inexistente. Sino mira China, burbujas inmobiliarias… Mira Cuba no tienen los habitantes ni móviles ni televisión pero si que Castro y Chavez se pagaron unos tratamientos carisimos que dudo que el resto de la poblacion puedan recibir… Castro es el septimo lider mas rico…en fin no creo en ningún extremo. Todo el mundo sabe la salvajada que el fascismo hizo en la historia pero nadie habla de los mas de 100 millones de personas que murieron en regimenes comunistas, campos de concentracion(gulags… etc)

    1. Miguel G. Macho says:

      Comunismo y Capitalismo son antagónicos económicamente, decir que son lo mismo es un sin sentido que ofende responder.

      China no es un sistema comunista desde la liberalización económica post-Mao. La propiedad privada de los medios de producción entró en el país, los servicios sociales han desaparecido y no es más que una economía de mercado capitalsita salvaje. De hecho al PCCh yo le llamo el Partido Capitalista Chino por algo.

      En Cuba hay móviles y televisiones, decir lo contrario es mentir. También el menor índice de mortalidad infantil de todo el continente americano, mayor esperanza de vida, el único país junto con Canadá que posee una sanidad gratuita y universal, no existe el paro, educación gratuita y universal hasta la universidad y también tiene un bloqueo criminal desde hace décadas de la primera potencia mundial Hay críticas, pero no las reproduciré aquí que bastante bilis hay contra Cuba.

      Castro no es el séptimo lider más rico, de hecho es una persona sin familia ni herederos con una forma de vida muy austera; carece de sentido la difamación que se hizo sobre una cuenta en Suiza rollo comic de mortadelo. De hecho digo más, hay que ser un chaval de 6 años para creérselo.

      No creer en ningún extremo es pensar que la neutralidad es “sana y saludable”, que la paz como dogma aunque pases hambre es correcta y seguir punto a punto lo marcado por la ideología dominante. No es necesario ser un fanático de la esvástica o de la hoz y el martillo, sino simplemente comprender como funciona el poder y la ciencia política para poder hablar con propiedad… y no de oidas como hace todo Dios.

      Lo de los 100 millones de muertos… pues es de risa. Cite números de muertes masivas sin tener en cuenta la demografía o la coherencia. ¿Tres millones de muertos por el hambre? ¿7 millones? ¿10 millones? ¿100 millones de muertos en total? No necesitas comparar la cifra con nadie, ya que probablemente nadie comprobó dato alguno.

Deja un comentario