Por la III República en España

 La soberanía reside en el pueblo y en nadie más, por lo que al no existir Dios (no, no existe) la soberanía no puede recaer sobre un ser inexistente que nombre misteriosamente (ya me diréis, TeleDios o algo) a un ser humano normal y corriente como el elegido de sangre azul. Los amigos imaginarios en casa, no en el Estado que debe ser laico y de todos.

 Porque no estamos en la edad media y el Rey/Nobleza deberían haber sido guillotinados hace décadas, al tratarse de una institución retrógrada que oprimió brutalmente a todos los españoles. Como hay mucho comeflores y no nos vamos a poner a retransmitir por la tele como ruedan sus cabezas en horario infantil, pues que se les expropien todas sus posesiones, regaladas por nosotros previamente, y trabajen de jornaleros cobrando a lo sumo el PER. Ya basta de costarnos miles de millones entre aportaciones directas, indirectas, regalos, propiedades, seguridad privada, mantenimiento del patrimonio, viajes y dietas.

 Porque al ladrón que ocupe el puesto de Jefe de Estado debe elegirlo el pueblo que es el único que puede conceder poder. Quiero ser capaz de ser el Jefe de Estado de España si me lo propongo, y que no se interponga una barrera divina de sangre entre medias. Pensar lo contrario es ser un reaccionario o ser alguien que está sumido en la más profunda ignorancia.

 Porque es más barata una República que una Monarquía Parlamentaria. Al Presidente le pagamos igual exista o no Rey, por lo que toda monarquía no es más que un gasto extra para el Estado simplemente “porque queda bien, es campechana y el Rey es un excelente embajador”. Que por cierto, ya vemos que buen embajador es con el “¿Por qué no te callas?” a un presidente SI electo, cepillándose elefantes a escopetazos para goce de toda la prensa internacional o soltando perlas como “Tenemos que remar todos juntos” mientras conduce su yate El Bribón (que le pagamos nosotros).

 Porque jamás se abolió legalmente la Constitución de la II República, que solo fue tumbada por un golpe de estado fascista que sumió a España en una fosa séptica intelectual y castró a nuestro pueblo durante 40 años. Los 11 millones de peperos que nos amargan la vida a todos los demás, son consecuencia directa de esta etapa, sociológicamente hablando.

ico-republica-1

 Porque si Hitler hubiera escogido a dedo al actual Jefe de Estado vitalicio de Alemania, todo el mundo se escandalizaría, pero aquí como fue el único lugar del planeta donde los fascistas vencieron, se puede aceptar el poner a dedo de Franco al puto Borbón. Intolerable vaya, transición hubo por la gracia del caudillo.

 Porque jamás se ha hecho un referéndum sobre la monarquía, y aunque hubiera probabilidad de que saliera SI en un ridículo espantoso a nivel internacional, que menos que preguntar si queremos tener sobre nuestros hombros a estos tipejos con joyas públicas pero en usufructo vitalicio.

 Porque la rojigualda usada por el fascismo español y heredada por el Reino de España es fea de narices. La franja morada debajo le da estilo y belleza a nuestra bandera, pero si encima tiene una estrella roja y socialista en medio, mejor que mejor.

 Porque iría acompañada de una reforma constituyente que ya va haciendo falta en este país. Esto lo digo porque cuando lleguemos a la tercera República, será porque se ha producido una revolución violenta en España donde nos cargamos literalmente a la monarquía o misteriosamente ha llegado algún partido socialdemócrata como IU al poder por mayoría absoluta dentro de un marco de excepción que necesitase lavarle la cara el régimen de explotación burgués. Esto iría acompañado de mejoras sociales en nuestra Constitución, que ahora mismo sirve para que la clase dominante se limpie el ojal con ella y dando las gracias.

10ª Porque se lo debemos a los más de 100.000 fusilados del holocausto republicano que aún reposan en las cunetas de este país (somos el tercer país con más muertos en fosas comunes del planeta). Se lo debemos a los miles de muertos en combate, a los miles de exiliados y a todos los que lucharon en esta tierra regada en cada hectárea con sangre obrera. Lo hicieron simplemente por defender la democracia a toda costa y por luchar heroícamente contra el fascismo. A ellos, por encima de todo, se lo debemos.

 

Salud universal y pronta República, a poder ser popular.

Deja un comentario